3 DE SEPTIEMBRE DE 1539

Se aprueban los estatutos de los jesuitas


El 3 de septiembre de 1539, el papa Paulo III aprobó de facto la constitución de una nueva orden religiosa, la Compañía de Jesús, que ratificaría mediante la bula Regimini militantis el 27 de septiembre del año siguiente. Nacía así uno de los mayores proyectos evangelizadores de la historia, impulsado por Ignacio López de Loyola, nacido en Azpeitia, valle de Loyola, Guipúzcoa, en 1491, poco antes de ser descubierta la América en la que tanto influiría, y muerto en Roma en 1556. Utilizó su nombre de pila, Íñigo, hasta sus cuarenta años, cuando lo tradujo a Ignacio «por ser más común a otras naciones y más universal». Fue soldado en Castilla hasta que un milagro cambió su vida: en el sitio de Pamplona por tropas franco-navarras, el 20 de mayo de 1521, lunes de Pentecostés, una bala de cañón pasa por entre sus dos piernas, hiriéndole en una y rompiéndole la otra, pero sin cobrarse su vida, lo que le obliga a una larga convalecencia en su casa, donde tiene una visión de la Virgen con el Niño Jesús, y que termina con la decisión de peregrinar a Jerusalén en un viaje que tendrá su primera estación en Cataluña, en la abadía benedictina de Montserrat, donde abandonará sus ropas militares. Pasará diez meses en Manresa, en una cueva, ayunando y meditando, experiencia de la que nacerán sus famosos Ejercicios espirituales, publicados más tarde, en 1548. En 1549, desde Barcelona, llega a Jerusalén. A su regreso, sin abandonar la prédica y difundiendo sus Ejercicios, estudiará en Alcalá de Henares y en París. El 15 de agosto de 1534 se compromete con Francisco Javier, Pedro Fabro (o Fabre: Pierre Favre en origen), Alfonso Salmerón, Nicolás Bobadilla, el portugués Simón Rodrigues y Diego Laínez, por juramento, a «servir a nuestro Señor, dejando todas las cosas del mundo», fundando en el acto la Sociedad de Jesús, más tarde convertida en Compañía. Volvieron a reunirse en 1537 en Venecia para marchar juntos a Roma y buscar el apoyo papal a sus propósitos, cosa que obtuvieron. Paulo III les permitió primero ordenarse sacerdotes y, como hemos dicho, aprobó la creación de la orden, de la que Ignacio fue primer Superior General; en esa función redactó las Constituciones de la misma, de las que surge el lema de la Compañía: Ad Maiorem Dei Gloriam, A mayor gloria de Dios. San Francisco Javier era, por preferencia de Ignacio, el destinado a sucederle, pero murió un año antes que el fundador, así que ese honor correspondió a Diego Laínez.



Otras efemérides de este día que deberías conocer:
1189  Ricardo Corazón de León es coronado rey de Inglaterra en la abadía de Westminster.
1412  Jura el rey de Aragón, Fernando I de Antequera, en Zaragoza.
1758  Atentado fallido contra el rey portugués José I, que resulta herido.
1783  Tratado de Versalles que pone fin a la guerra de las colonias.
1793  Asesinato de la princesa de Lambelle durante la etapa jacobina del Terror.

0 comentarios:

portada

Pedro García Luaces

Seguidores

Se ha producido un error en este gadget.
Con la tecnología de Blogger.