17 DE SEPTIEMBRE DE 1580

Nace Francisco de Quevedo y Villegas


El 17 de septiembre de 1580 nacía en Madrid Francisco de Quevedo y Villegas. De niño se educó con los jesuitas, de donde le pudo venir tanto su noble espíritu como ese afán peleón que le acompañó en vida. Estudió en las universidades de Alcalá de Henares y Valladolid, coincidiendo su estancia allí con la capitalidad del reino, lo que aprovechó para darse a conocer en la corte. Trabó amistad con el duque de Osuna, que se lo llevó a Sicilia aprovechando su habilidad con las lenguas. Al caer en desgracia el duque lo hizo también su protegido, siendo recluido en su señorío manchego de Torre de Juan Abad. De vuelta a Madrid supo frecuentar la amistad del conde-duque de Olivares y hacerse hueco de nuevo. Al contrario que Góngora, Quevedo fue siempre un poeta cortesano. Su ingenio hiriente y certero se acomodaba bien a esa frivolidad elevada que cultivaba la nobleza. Pero a un autor de su talento tanta ligereza se le terminó haciendo pesada. Alternó sus andanzas cortesanas con largos periodos de distancia y soledad en su señorío manchego de Ciudad Real. Así pudo el poeta afrontar sus obras de mayor hondura, desde las series de Sueños hasta su ensayo patriótico, La España defendida.
     Con la destitución de Olivares, Quevedo es de nuevo recluido. Sin protectores de alcurnia sus excesos satíricos eran castigados con frecuencia. Hombre de acción, agente político, ingenioso conversador, intrigante, conservador, burlón y patriota, la personalidad y las vivencias de Quevedo opacan a veces una obra que por su elevado nivel carece de aristas solitarias en las que fijarse. No hay en su bagaje una sola obra que resuma su espíritu o que represente la cumbre de sus letras. Desata su ingenio en lo grotesco, pero se mueve con grandeza por todas las variedades estilísticas. Suyos serán los más inspirados versos de amor (su cuerpo dejará, no su cuidado/ serán ceniza más tendrán sentido/ polvo serán más polvo enamorado) de moral o de política. Quizás El Buscón, su aportación a la picaresca, pueda definir una constante en su obra, el gusto por la recreación, la deformación o la parodia. Por eso encontró en Góngora, un innovador, al rival de su altura y cruzará con él ingenios y malicias.
     En la recta final de su vida escribe sus obras más maduras, alejado ya de su gusto por incordiar. De aquí vienen La cuna y el sepulcro, Introducción a la vida devota, La hora de todos, Marco Bruto o Política de Dios, escritas con voluntad de verlas publicadas. Murió en el convento de santo Domingo, en Villanueva de los Infantes, el 8 de septiembre de 1645.

Otras efemérides de este día que deberías conocer:
1665  Fallece Felipe IV. Mariana de Austria será regente hasta la mayoría de edad de Carlos II.
1678  Paz de Nimega con Francia.
1679  Fallece Juan José de Austria, hijo bastardo, pero reconocido, de Felipe IV.
1743  Nace el marqués de Condorcet, filósofo y matemático francés.
1978    Acuerdos de Camp David entre el presidente egipcio Anwar el-Sadat y el primer ministro israelí Menahem Begin, con la mediación del presidente Jimmy Carter.

0 comentarios:

portada

Pedro García Luaces

Seguidores

Se ha producido un error en este gadget.
Con la tecnología de Blogger.