16 DE SEPTIEMBRE DE 1913

Toma la alternativa el torero Juan Belmonte


El 16 de septiembre de 1913 tomaba la alternativa el torero Juan Belmonte, el hombre que revolucionaría el mundo del toreo. Era Belmonte el tipo de torero hecho a sí mismo. No tuvo más remedio. Quedó huérfano de madre muy niño y sólo asistió a la escuela hasta los ocho años. Ayudaba a su padre en una modesta quincallería y empezó a frecuentar pandillas de las que nada bueno podía aprender, salvo resistir y endurecerse. Fue creciendo el torero, con su aire triste y famélico, fiero y desgarbado. Sus amistades, cada vez más toreras, no dejaban de ser poco aconsejables. Belmonte toreaba de noche en las dehesas, ocultándose de la Guardia Civil, a menudo en cueros, empapado tras haber cruzado un río o lleno de ortigas.
     Su primera novillada en la Maestranza fue desafortunada. Las reses no eran buenas y al tercer aviso se arrodilló encarando al astado y suplicó: «¡Mátame!». Esa escena resumía su talante, el éxito o la muerte, cualquier cosa antes que un toreo tibio. Su estilo refundó el toreo sobre nuevos conceptos, ralentizando el tiempo en la lidia, esperando al toro inmóvil, arrimándose como nunca se había visto y ocupando espacios naturales de la carrera del toro, que él habría de templar y redirigir. Por encima de su técnica, espontánea y desgarrada como un quejido flamenco, estaba su personalidad, su carisma, su aura. Su duelo con Joselito, maestro de la técnica pura, convirtió su época en el siglo de oro del toreo. La rivalidad entre los dos antagónicos toreros llevó la fiesta a la cima de su popularidad y propició la construcción de plazas llamadas monumentales, con grandes aforos para todos los caudales. Logró también la atención y el favor de los intelectuales, algunos, como Valle-Inclán, buenos amigos suyos.
     Su relación con Joselito era de franca amistad y en ocasiones, tras los viajes, cambiaban a propósito de vagón para no defraudar a sus incondicionales, que esperaban dos adversarios encarnizados. La inesperada muerte de Joselito, tan representativa de la incertidumbre del toreo, dejó a Belmonte hundido; y tras dos amagos de abandono, se cortó para siempre la coleta.



Otras efemérides de este día que deberías conocer:
1394  Fallece Clemente VII, papa de Aviñón. El 27 será elegido Pedro de Luna con el nombre de Benedicto XIII.
1410  Fernando de Antequera toma la ciudad de Antequera tras un brillante cerco, que comienza el 26 de abril. El 14 de octubre es recibido con honores en Sevilla.
1498  Fallece Tomás de Torquemada, inquisidor español.
1542  Las fuerzas de Diego de Almagro el Mozo son vencidas por Cristóbal Vaca de Castro, gobernador de Perú. Fin de las luchas intestinas entre colonizadores españoles.
1810    El cura Miguel Hidalgo convoca a una lucha armada contra los españoles, acto llamado El Grito de Dolores, que da inicio a la independencia de México.

0 comentarios:

portada

Pedro García Luaces

Search

Cargando...

Seguidores

Se ha producido un error en este gadget.
Con la tecnología de Blogger.