5 DE MAYO DE 1589

María Pita, la heroína coruñesa que resistió a Drake


El 5 de mayo de 1589 la ciudad de La Coruña era atacada por el pirata inglés Francis Drake. La Reina había enviado a sus «perros del mar» a hostigar las costas españolas en venganza por el ataque de la Gran Armada. Drake contaba con una imponente flota y 20.000 soldados. No se trataba sólo de hacer daño y conseguir botín, Isabel quería invadir Lisboa y dar un golpe de Estado que arrebatase Portugal al monarca español. Confiados en sus fuerzas y crecidos por la resistencia ante la Gran Armada, los ingleses se detuvieron en La Coruña. No les fue difícil ganar el puerto y desembarcar, pero ya en la ciudad se llevaron una desagradable sorpresa. No era sólo la guarnición la que se defendía, el pueblo entero se había levantado en armas para rechazar la invasión. Durante semanas se sucedieron los combates por las calles de la ciudad. Cuerpo a cuerpo, hombre a hombre, los coruñeses resistían en refriegas encarnizadas. El capitán Juan Padilla, marqués de Cerralbo, había organizado una férrea defensa, sin embargo la lucha era desigual y los corsarios ganaban terreno.
     La explosión de una mina abrió brecha en la muralla que defendía la ciudad vieja y los ingleses penetraron en oleadas. Uno de los oficiales se disponía a clavar la bandera inglesa sobre lo alto de la muralla cuando María Pita, arrodillada junto al cadáver de su marido, se puso en pie, tomó del suelo una espada y exclamó: «Quien tenga honra, que me siga». Abatió al soldado con la espada y, robándole la enseña, instó a sus paisanos a la resistencia. Aquel gesto espoleó a los coruñeses que a punto de rendirse, tomaron de nuevo la iniciativa, recrudeciendo la lucha. Los corsarios cedieron terreno y al comprobar sus muchas bajas, Drake ordenó la retirada.
     Por su heroica acción María Pita recibió cargo y sueldo vitalicio de alférez, privilegio que Felipe III prolongó para sus herederos. María Mayor Fernández de la Cámara y Pita, que así era su verdadero nombre, no fue la única mujer que defendió La Coruña, aunque por su acción fue la más distinguida. Hasta entonces sólo era conocida por su mal carácter y los 35 procesos judiciales que sostuvo con sus vecinos. Quizás en la paz no era una ciudadana ejemplar, pero en la necesidad de la batalla, María Pita, que enviudaba por cuarta vez, supo demostrar sus arrestos.



Otras efemérides de este día que deberías conocer:
1085  Alfonso VI pacta las condiciones de la rendición de Toledo.
1821  Fallece Napoleón Bonaparte en la isla de Santa Helena.
1936  Tropas italianas entran en Addis Abeba y Mussolini declara que Etiopía es italiana.
1937  El lehendakari Aguirre se erige en jefe supremo de las operaciones militares en Vizcaya, lo que lleva a este frente durante la Guerra Civil a la estrepitosa derrota.
1979  Margaret Thatcher accede al Gobierno en Inglaterra.

4 DE MAYO DEL 589

Se celebra el IIIConcilio de Toledo


El 4 de mayo de 589 tuvo lugar la celebración del III Concilio de Toledo, el gran acontecimiento español de la Edad Media mediante el cual el pueblo godo abandonó en masa el arrianismo siguiendo el ejemplo de su rey Recaredo y se convirtió al catolicismo. Siendo Recaredo su artífice, dicha conversión no hubiese sido posible sin el concurso inicial de su padre, Leovigildo, y la figura de su hermano, Hermenegildo.
     En tiempos de Leovigildo el reino visigodo dominaba el eje de la Península, pero debía convivir con otros pueblos que suponían amenazas potenciales para la hegemonía toledana. Los francos, la amenaza permanente del norte; los suevos, asentados en el noroeste galaicoportugués; los bizantinos, dueños de la franja mediterránea; las ciudades levantiscas del sur, con la rebelde Córdoba al frente, y las indomables acometidas de cántabros y vascones. Uno tras otro, Leovigildo sometió a todos sus enemigos, consiguiendo la unificación política de toda la Península. Tras este primer reto, el Rey quiso consumar la unidad extendiéndola al plano religioso, bien consciente de que la diversidad producía segregación. Sin embargo, equivocó el sentido adecuado para la conversión. El arrianismo, una vertiente herética propia de los pueblos germánicos, que negaba la divinidad del Espíritu Santo y el dogma de la Trinidad, fue rechazado de plano por la población hispanorromana.
      Los católicos encontraron su adalid en el propio hijo de Leovigildo, Hermenegildo, que, convertido al catolicismo por influencia de su esposa, se rebeló contra la autoridad de su padre y se hizo fuerte en la ciudad de Sevilla, donde contó con la colaboración y el apoyo del obispo San Leandro. No tardó Leovigildo en doblegar Sevilla y capturar a su hijo. Tras perdonarle la vida, lo envió a Valencia, aunque logró escapar para ser finalmente capturado por un conde tarraconense llamado Sisberto que lo ejecutó por negarse a recibir la comunión al estilo arriano, probablemente siguiendo órdenes de Leovigildo. El monarca afrontó la vejez apesadumbrado por estos acontecimientos y cuentan las crónicas que, arrepentido, encargó a San Leandro la formación de su hijo Recaredo, llegando incluso a convertirse él mismo al catolicismo en el lecho de muerte.


Otras efemérides de este día que deberías conocer:
1533  Enrique VIII obtiene de un obispo amigo la nulidad de su matrimonio con Catalina. Será excomulgado y fundará la Iglesia anglicana.
1675  Creación del Observatorio de Greenwich, durante el reinado de Carlos II de Inglaterra.
1814  Fernando VII rechaza las Cortes de Cádiz y la Constitución y manda detener a los cabecillas liberales.
1875  Nace Ramiro de Maeztu, escritor y pensador español.
1916  Acuerdo Sykes-Picot en el marco de la Primera Guerra Mundial entre Francia e Inglaterra.

3 DE MAYO DE 1808

Fusilamientos del 3 de mayo


Tras aplastar el levantamiento popular del 2 de mayo, Murat se lanzó a las represalias. Le escribió a José Bonaparte que «el pueblo de Madrid se ha levantado en armas, dándose al saqueo y a la barbarie. Corrieron ríos de sangre francesa. El ejército demanda venganza. Todos los saqueadores han sido arrestados y serán fusilados». Está claro que mentía al hablar de los ríos de sangre francesa y que necesitaba justificar ante la historia las masacres del día siguiente, inmortalizadas por Goya en su célebre cuadro Los fusilamientos del 3 de mayo, que corresponde a las ejecuciones masivas llevadas a cabo en la montaña del Príncipe Pío, hoy Plaza de España. Pero lo mismo se hizo a lo largo de toda la noche en Recoletos, el Paseo del Prado, la Puerta del Sol, la de Alcalá (en la llamada hoy, no por azar, Plaza de la Independencia) y en La Moncloa. Se arrestaba a cualquiera que llevara un arma de cualquier tipo, incluso una navaja, que solía ser un instrumento en varios oficios, y se lo fusilaba de inmediato, sin juicio previo. Fue una salvajada innecesaria, que sólo logró que el odio a los franceses se extendiera.
     Aquél fue el principio del fin de los franceses en España. Napoleón, el hombre más poderoso de Europa por entonces, y su temido ejército serían repelidos y vencidos por el esfuerzo conjunto de una nación entera. No hubo pueblo, villa o ciudad donde no se luchara contra el invasor. Tal determinación aumentó la crueldad de los franceses, que se veían incapaces de arrodillar a España. Incluso el mismo Napoleón no daba crédito al valor de los españoles. Quizá fuera porque hasta entonces, cuando ya era dueño de media Europa, no había sufrido ninguna derrota de importancia. Y es que en España encontró Bonaparte la horma de su zapato. Dicen que unos ciento treinta años después, ante la negativa de Franco de desangrarse junto a Alemania durante la Segunda Guerra Mundial, Adolf Hitler no atendió a quienes le insistieron en invadir España por la fuerza. Sin duda alguna, el coraje demostrado en la Guerra de la Independencia fue suficiente para disuadirle.


Otras efemérides de este día que deberías conocer:
1367  Segunda batalla de Nájera entre Enrique II y Pedro I, con victoria del último, que retorna como rey de Castilla.
1469  Nace Nicolás Maquiavelo, escritor italiano, autor de El Príncipe.
1493  Bula Inter Caetera del papa Alejandro VI para la conquista y evangelización del Nuevo Mundo.
1814  Napoleón es desembarcado en la isla de Elba, lugar de su primer destierro.
1910  Japón ordena la movilización general como preparación para la anexión de Corea.

2 DE MAYO DE 1808

Insurrección popular ante el invasor francés


Tras el Motín de Aranjuez del 23 de marzo, se hizo evidente que Bonaparte pretendía apoderarse de España. A las órdenes del emperador, Murat tomó Madrid y reprimió de manera brutal cualquier sombra de insurrección, al menos en lo aparente, pero obtuvo a cambio un enorme desprestigio y extendió la indignación por todo el país. El 2 de mayo, Murat decretó la salida de los últimos miembros de la familia real. Fue un cerrajero llamado Blas Molina el primero en darse cuenta de lo que ocurría y en lanzarse a la calle el grito de: «¡Traición! ¡Nos han quitado a nuestro Rey y quieren llevarse a todos los miembros de la familia real! ¡Muerte a los franceses!». En cualquier caso, las clases populares comprendieron perfectamente lo que se jugaba en aquellos cambios en el trono y se alzaron con las armas que encontraron, que no eran muchas, dando comienzo a la que sería larguísima Guerra de la Independencia.
     Dice la leyenda que la rebelión la iniciaron los alcaldes de Móstoles, y es cierto que éstos, Andrés Torrejón y Simón Hernández, firmaron el bando redactado por el fiscal y secretario del Almirantazgo, Juan Pérez Villamil, no llamando a la rebelión, sino convocando a la defensa de Madrid: «La Patria está en peligro. Madrid perece víctima de la perfidia francesa. Españoles, acudid a salvarla. Móstoles, 2 de mayo de 1808». Ya estaba todo en su punto crucial esa tarde, cuando el bando fue despachado. Ya se había desatado «La carga de los mamelucos», como la inmortalizó Goya al pintar la represión, que se llevó a cabo con la orden de que fuesen «arcabuceados todos cuantos durante la rebelión han sido presos con armas». Los capitanes de artillería Luis Daoiz y Pedro Velarde, del cuartel de Monteleón, se sumaron al pueblo con armas y bagajes, con la ingenua pretensión de sumar al ejército en su conjunto. Resistieron a los coraceros (o «mamelucos») de Murat hasta la muerte. En el levantamiento participaron tanto hombres como mujeres, y muchas de éstas perdieron la vida en la batalla, como Manuela Malasaña o Clara del Rey, a quienes se suele citar, junto con Daoiz y Velarde, como modelos de heroísmo y eximios representantes del espíritu nacional español, renacido ante las aspiraciones de Napoleón. Y en verdad, a partir del 2 de mayo, todos los españoles, incluidos los de regiones que más tarde iniciaron una deriva separatista, lucharon unidos sin la menor vacilación y triunfaron ante un enemigo con más y mejor ejército y abundantes recursos.


Otras efemérides de este día que deberías conocer:
1519  Fallece Leonardo da Vinci, genio del Renacimiento italiano.
1598  Tratado de Vervine, entre Francia y España, que pone fin a la guerra que ambos países venían sosteniendo desde 1595.
1879  Fundación del Partido Socialista Obrero Español.
1968  Comienza la revuelta estudiantil del Mayo francés.
1982  Comienzan las hostilidades entre las fuerzas británicas y argentinas en la Guerra de las Malvinas.

1 DE MAYO DE 1898

Desastre de Cavite, España pierde Filipinas


El 1 de mayo de 1898 la flota española al mando del almirante Montojo caía derrotada en Cavite. Estados Unidos había declarado una guerra total a España tras la explosión del vapor de guerra Maine y Filipinas se dibujaba como primer escenario bélico. La situación en el archipiélago era de paz tensa tras el «oneroso» indulto concedido por el nuevo mando militar de Mindanao, el general Fernando Primo de Rivera. La ejecución del gurú independentista José Rizal había reactivado la insurrección y las autoridades españolas se habían visto obligadas a reforzar el Pacto de Biacnabató con nada menos que 600.000 pesos, la mayor parte para el cabecilla Emilio Aguinaldo.
     Para Estados Unidos, el dominio sobre Filipinas era la mejor vía de entrada en China, su verdadero objetivo. Desde la explosión del Maine, el almirante Dewey había movilizado su flota en Hong Kong y se hallaba listo para entrar en combate. Dewey contaba con seis buques que desplazaban 19.000 toneladas, armados con 87 cañones largos y 46 pequeños. Los siete buques españoles no llegaban a las 12.000 toneladas y contaban con 42 cañones de calibre medio y 53 más pequeños. Los americanos contaban con mayor poder destructivo, mejor blindaje y barcos más rápidos y maniobrables y, sin embargo nadie consideraba que la resistencia fuese imposible.
     La flota española no tenía por qué presentar combate en alta mar. Bastaba con adoptar una posición defensiva y apoyarse en las baterías de costa, y para ello el mejor emplazamiento era Manila. Sin embargo, un arrebato caballeresco llevó al almirante a desechar la mejor protección para evitar la destrucción de la ciudad y preservar las vidas de los civiles.
     El encuentro entre las flotas se produjo al amanecer. La Armada americana golpeó primero gracias al mayor calibre de sus cañones. Los españoles apenas podían responder y la distancia era excesiva para que la artillería costera pudiera prestar apoyo. Al cabo de dos horas algunos barcos españoles dejaban ver humo en sus cubiertas pero todos se mantenían a flote, y Dewey había gastado buena parte de las municiones. Montojo prefirió ver el vaso medio vacío y en vez de plantar cara optó por una acción evasiva. Cuatro horas después la flota española estaba hundida. El desastre se había consumado en Cavite. No era más que la obertura.



Otras efemérides de este día que deberías conocer:
1539  Fallece en Toledo Isabel de Portugal, madre de Felipe II.
1828  Nace López de Ayala, poeta español.
1852  Nace Ramón y Cajal.
1931  Inauguración en Nueva York del edificio Empire State, con 104 pisos; fue el más alto del mundo durante muchos años.
1973  El presidente de Estados Unidos, Richard Nixon, asume la responsabilidad del asunto Watergate.

30 DE ABRIL DE 1726

Se presenta el primer tomo del Diccionario de Autoridades


La Real Academia Española de la Lengua, fundada en 1713, reconoce al menos dos ilustres antecedentes en los siglos anteriores: la Accademia della Crusca, creada en Florencia en 1583, que publicó el Vocabulario de la Lengua Italiana en 1612, y la Académie Française, nacida en 1635 por iniciativa del cardenal Richelieu, reinando Luis XIII. Ambas instituciones tenían y tienen como finalidad la preservación de la pureza de la lengua de cada una de esas naciones. La misma intención animaba al marqués de Villena y sus ilustrados amigos en 1713, cuando concibieron la Academia Española, que Felipe V se apresuró a colocar bajo su «amparo y real protección».
     La primera producción editorial de la Academia fue el Diccionario de Autoridades, publicado en seis tomos, el primero de los cuales apareció el 30 de abril de 1726 y el último en 1739. Esta obra tiene también un precedente, el Tesoro de la lengua española o castellana, de Sebastián de Covarrubias, de 1611, pero asume como modelo el Vocabulario italiano, dada su intención de precisar un léxico general, un modelo lingüístico que recogiera voces comunes y las más corrientes de las ciencias y de las artes, aunque anuncia en el prólogo que «las voces propias pertenecientes à Artes liberales y mechánicas ha discurrido la Academia hacer un Diccionario separado, quando este se haya concluido por cuya razón se ponen sólo las que han parecido más comunes y precisas al uso y que se podían echar menos...». La preocupación esencial de los académicos, que consideraban el castellano como una lengua ya completamente perfeccionada, era la preservación del idioma. En ese mismo prólogo se establece el lema de la Academia, el objetivo de su actividad: «Limpia, fija y da esplendor».



Otras efemérides de este día que deberías conocer:
0642  En España, Chindasvinto es coronado monarca de la España visigoda.
1725  En Austria se firma el Tratado de Viena, por el que Felipe V, rey de España, firma la paz con Carlos VI, emperador del Sacro Imperio.
1789  George Washington es nombrado presidente de Estados Unidos.
1803  Napoleón Bonaparte vende Luisiana a Estados Unidos por 80 millones de francos.
1945  Hitler se suicida junto a su esposa y sus cuerpos son incinerados con gasolina.

portada

Pedro García Luaces

Seguidores

Se ha producido un error en este gadget.
Con la tecnología de Blogger.