6 de noviembre de 1611

Fallece Antonio Pérez, secretario de Felipe II

El 6 de noviembre de 1611 moría Antonio Pérez, el hombre que había convertido al monarca Felipe II en cómplice de asesinato. Hijo de un clérigo humanista de notable talento, Antonio Pérez tuvo que hacerse pasar por su sobrino para evitar el doble escándalo, por ilegítimo y sacrílego. Al margen de esta incómoda situación de origen, el muchacho fue un estudiante talentoso que supo crecer en la corte al arrimo de su padre y de Ruy Gómez de Silva, príncipe de Éboli. Eran tiempos de intrigas entre clanes de cortesanos que competían por la privanza del Rey. Y resultó que en los márgenes palaciegos, Pérez supo manejarse mejor que ninguno. Su astucia y sus corruptelas le llevaron a amasar una rápida fortuna que exhibiría como nuevo rico, junto a una imagen de tipo ostentoso y adulador, impecable, perfumado y teatral hasta el exceso.
     Al morir su protector, Pérez fue nombrado secretario de Estado y tuvo oportunidad de acercarse más al Rey. También se acercaría a la viuda, la princesa de Éboli, cómplice e instigadora de sus maldades. En su camino se cruzaría Juan de Escobedo, secretario de don Juan de Austria, que por entonces aspiraba a reinar en Inglaterra. Juan de Austria era el héroe de Lepanto y sus victorias empezaron a hacerse incómodas para su hermanastro Felipe II. Pérez hacía un doble juego. Por un lado adulaba a don Juan y azuzaba a Escobedo contra el Rey, por otro prevenía a Felipe del ascenso de su hermanastro, llegándole a hacer creer que tras Inglaterra iría a por el trono de España.
     El asesinato de Escobedo fue un escándalo mayúsculo. Antonio Pérez fue procesado, primero por corrupción, después por asesinato. Hasta después de una década no habría sentencia en su contra, dicen que por su habilidad para guardar pruebas que implicaban al Rey. Y cuando la sentencia llegó, Pérez se fugó y se refugió en Aragón, de donde era natural, invocando la protección de sus fueros. Felipe II reinaba en estas tierras con una tensión que venía de décadas y la detención de Antonio Pérez fue la chispa que inició la sublevación, a cuento de un pequeño incumplimiento de sus fueros. El gran confabulador aprovecharía el desconcierto para huir a Francia, donde moriría en libertad, mientras su tierra aragonesa sufría la implacable justicia del monarca.

Otras efemérides de este día que deberías conocer:
1607  Felipe III decreta bancarrota debido al sobreesfuerzo de las guerras de Flandes.
1675  Carlos II accede a la mayoría de edad con catorce años.
1692  Nace Louis Racine, poeta francés.
1932  Hitler pierde diputados en las elecciones y tiene 25 menos que comunistas y socialistas juntos.
1975  Marcha Verde hacia la frontera española del Sahara.

0 comentarios:

portada

Pedro García Luaces

Seguidores

Se ha producido un error en este gadget.
Con la tecnología de Blogger.