6 DE DICIEMBRE DE 1658

Fallece el Prudente Baltasar Gracián


El Oráculo manual y arte de prudencia de Baltasar Gracián, nacido en Belmonte de Gracián en 1601 y muerto en Tarazona el 6 de diciembre de 1658, permaneció durante dieciocho semanas en la lista de más vendidos del Washington Post en 1992, casi tres siglos y medio después de la muerte de su autor. No es que los estudiosos americanos ignoraran al mayor conceptista español, sino que un editor avisado lo tituló en inglés The Art of Worldly Wisdom: a Pocket Oracle (El arte de la sabiduría universal: un oráculo de bolsillo) y consiguió que los ejecutivos lo tomaran (y lo emplearan) como un manual de autoayuda. El éxito se debió probablemente al estilo de Gracián: breves sentencias, aforismos, tono general lacónico. «Lo bueno, si breve, dos veces bueno», frase tan corriente, que mucha gente repite sin conocer a su autor, define ese estilo. Gracián, más que  pesimista, era prudente respecto al optimismo, desconfiaba del hombre, dudaba de sus virtudes y experimentaba su época como de decadencia en todos los sentidos; tras un siglo xvi imperial y brillante, veía en el xvii, en que le había tocado vivir, la decadencia de España: «Floreció en el siglo de oro la llaneza, en este de yerro la malicia», dejó escrito. La más importante de sus obras, El criticón, escrita en su última década, es considerada una de las novelas fundacionales de la literatura española, junto al Quijote y La Celestina. Gracián era jesuita, pero sus relaciones con la Compañía distaban de ser óptimas: no era un evangelizador, sino un filósofo lleno de dudas que publicó toda su obra —salvo El comulgatorio— sin pedir permiso a sus superiores. Cuando apareció la tercera y última parte de El criticón (1657), se le redujo el alimento a pan y agua, y se le prohibió disponer de papel, tinta y pluma, lo que probablemente agravó sus dolencias, adelantando su muerte. Escribió también una interesante refutación de Maquiavelo en El político don Fernando el Católico, un auténtico tratado de moral práctica, con el Rey como modelo, y obras como El héroe y El discreto destinadas a la formación del hombre perfecto, lo que constituía una de sus mayores preocupaciones: hacer gigantes con libros enanos.

Otras efemérides de este día que deberías conocer:
1383  Comienza la revuelta de Lisboa tras el asesinato de Juan Fernández de Andaino.
1766  Primera subasta de Christie, famosa casa londinense.
1835  Inauguración del Ateneo de Madrid, presidido por el duque Rivas.
1962  El Departamento de Estado norteamericano confirma la retirada de bombarderos soviéticos de Cuba.
1978  Ratificación de la Constitución Española por referéndum.

0 comentarios:

portada

Pedro García Luaces

Seguidores

Se ha producido un error en este gadget.
Con la tecnología de Blogger.