31 de Octubre de 1850

Sesión inaugural en la nueva sede de las Cortes


En el terreno en que hoy se encuentra el Palacio de las Cortes, entre la Carrera de San Jerónimo y la actual calle de Zorrilla, se alzó el primer edificio de esa calle, el convento del Espíritu Santo, de la orden de los Mínimos de San Francisco de Paula, que se incendió en 1823. En 1834, aunque no reunía las condiciones materiales, los moderados de Martínez de la Rosa empezaron a reunirse en la subsistente y desconsagrada iglesia del antiguo monasterio. Llegado al poder el Partido Progresista, se decidió construir en ese sitio una sede permanente para las Cortes. Se encomendó el proyecto al arquitecto Narciso Pascual Colomer. Isabel II inauguró el palacio el 31 de octubre de 1850 y los diputados pudieron trasladarse desde su lugar provisional, en el salón de baile del Teatro Real. La fachada del edificio, tardíamente neoclásico, está en la Carrera de San Jerónimo. La entrada monumental erigida por Colomer consiste en un pórtico de seis columnas corintias que sostienen un frontón triangular con bajorrelieves en los que se representa a España con la Constitución, en el centro, e imágenes de la Fortaleza, la Justicia, el Valor, las Ciencias, la Armonía, las Bellas Artes, la Agricultura, el Comercio, los Ríos, la Abundancia y la Paz, a los lados, obras todas ellas de Ponciano Ponzano. Tras el pórtico, se encuentran las puertas de bronce que sólo se abren los días en que el Rey abre las sesiones de una legislatura. La entrada habitual se encuentra en la calle lateral, la de Floridablanca, cerrada al paso de vehículos. A los lados del pórtico, que se alza a la altura de tres plantas, éstas se hacen visibles con sus ventanas rectas. Al pórtico se accede por una escalera monumental, con un león de bronce a cada lado, fundidos ambos por Ponzano en 1866 con los cañones capturados al enemigo en la guerra de África de 1860. Dice la leyenda que al principio, dada la escasez de fondos del momento, se pidió a Ponzano que hiciera los leones en yeso y los cubriera con una pintura que simulara el bronce. Pero estas esculturas, colocadas en 1851, se deterioraron rápidamente. Finalmente, el ejército resolvió el problema, después de un roce con la reina, que no quiso que se mandaran hacer en París, con toda razón: ¿cómo se iban a fundir en el extranjero unas figuras que aspiraban a ser símbolo de la nación? El pueblo de Madrid no tardó en dar nombre a los leones: Daoíz y Velarde, los dos capitanes que dieron la vida en el levantamiento del Dos de Mayo.

Otras efemérides de este día que deberías conocer:
1214  Fallece Leonor Plantagenet, reina de Castilla.
1512  Se inauguran los frescos de la Capilla Sixtina pintados por Miguel Ángel.
1520  Adriano de Utrecht, regente gobernador de Castilla, declara oficialmente la guerra a la Junta Santa.
1795  Nace el poeta irlandés John Keats.
1984  Asesinada la primera ministra india, Indira Gandhi.

0 comentarios:

portada

Pedro García Luaces

Seguidores

Se ha producido un error en este gadget.
Con la tecnología de Blogger.