26 de Octubre de 1111

Urraca y Alfonso I, un matrimonio mal avenido

El 26 de octubre de 1111 Alfonso I el Batallador, rey de Aragón, y la reina Urraca de Castilla y León se enfrentaron en la batalla de Candespina. El episodio podría encajar dentro de la rivalidad fronteriza que durante el siglo xii se libró entre los reinos de España, de no ser por un curioso detalle: Urraca y Alfonso I se habían casado en septiembre de 1109 y eran por tanto marido y mujer. Alfonso I el Batallador fue el más avezado de los caudillos cristianos en la España posterior al Cid. Soltero hasta los 36 años, representaba la figura del monje-soldado tan típica de las órdenes militares de la época. Caballero cruzado, dicen que frecuentaba el trato de los hombres y parecía inclinado a la misoginia. Antes de morir, el rey castellano Alfonso VI pensó en Alfonso como marido de su hija Urraca, de forma que en la figura del valeroso Rey se produjese la unión de todos los reinos cristianos contra los almorávides. Se trataba de un precoz proyecto de unión hispánica, casi cuatro siglos antes de los Reyes Católicos, pero el destino de este enlace estaba lejos de poder compararse al de Isabel y Fernando.
     La boda se produjo finalmente en septiembre de 1109. Con ella los cónyuges unían los reinos de Aragón, Navarra, Castilla y León. Pero el espejismo de una verdadera unión de reinos cristianos duró tan poco como tardaron en desatar su ambición las distintas facciones en liza. Nobles castellanos, nobles gallegos, el poderoso clero empeñado en disolver el enlace y la presencia de los condes de Portugal, también interesados en picotear de la tarta castellana, fueron demasiado para una pareja que ya en condiciones normales se soportaba con dificultad. Urraca era caprichosa, voluble, sensual, Alfonso austero, parco, autoritario; ninguno supo entenderse con el otro ni buscar solución común. Hasta cinco rupturas con sus consiguientes reconciliaciones jalonaron la crónica de su reinado. En una de ellas, Alfonso llegó a encerrar a su esposa lanzando una feroz batida sobre el clero castellano que había buscado la nulidad de su matrimonio esgrimiendo una lejana relación de parentesco entre los cónyuges. La afrenta, una vez liberada la Reina, se dirimió en los Campos de la Espina, cerca de Sepúlveda, y venció con facilidad el Rey Batallador, cuya habilidad en la guerra era sólo comparable a su ineptitud para templar el fuerte carácter de su esposa.

Otras efemérides de este día que deberías conocer:
1524  Las tropas de Francisco I vuelven a ocupar Milán.
1795  Se disuelve la Convención en la Revolución francesa.
1856  Nace José Ortega Munilla, escritor y periodista español, padre de José Ortega y Gasset.
1874  Fallece Peter Cornelius, compositor y poeta alemán.
1905  Suecia reconoce la independencia de Noruega.

0 comentarios:

portada

Pedro García Luaces

Seguidores

Se ha producido un error en este gadget.
Con la tecnología de Blogger.