31 DE MARZO DE 1492

Los Reyes Católicos decretan la expulsión de los judíos


El 31 de marzo de 1492 los Reyes Católicos firmaban en Granada el decreto de expulsión de todos los judíos que no iniciasen su conversión. Los Reyes Católicos no eran en absoluto racistas y contaban en la administración con judíos que ocupaban puestos de responsabilidad evidente. La medida, sin duda polémica, debe entenderse desde el concepto de comunidad, dentro de un contexto de paz reciente y en un proceso de madurez monárquica. La monarquía dejaba de ser la institución paternalista de la Edad Media y pasaba a convertirse en una proyección de sus comunidades. La comunidad castellana, como la gallega, la navarra o la aragonesa, se definían por su credo y por su ley. En la nueva monarquía no cabían dos rangos de ciudadanía. Quien no cupiera en la comunidad establecida, debía marcharse.
     El establecimiento de la Santa Inquisición en 1478, con el cometido de velar por la pureza de las conversiones, fue un paso irreversible en el camino hacia la unidad religiosa. Se sospechaba que muchos judíos profesaban en secreto su antiguo credo y de ahí surgieron rumores, a menudo improbables y en cualquier caso muy residuales, de que dichos falsos conversos practicaban rituales sacrílegos e incluso sacrificios humanos. Verdad o no, los rumores elevaron el rechazo que ya existía hacia los judíos, cuyos hábitos eran desconocidos y su modo de enriquecerse a través del préstamo con interés, considerado un pecado de usura, ofendía al ciudadano común. Con justicia o sin ella, no cabía duda de que el problema judío quebraba la paz dentro de la comunidad.
     Para los Reyes Católicos la expulsión de los judíos suponía un serio revés económico. No cabe, pues, la interpretación de la expulsión en clave económica suponiendo que se cometió una expropiación de bienes. La medida exigía dos garantías para que hubiera evidencia de que se perseguía un credo y no una raza. Una fue precisamente la libre disposición de bienes y la otra, un plazo de cortesía que daba la oportunidad de acoger el catolicismo y evitar la expulsión. Los Reyes promovieron esta última y el clero intensificó su predicamento prometiendo grandes privilegios a los conversos, aunque la mayoría de los judíos escogió libremente el exilio.



Otras efemérides de este día que deberías conocer:
1035  Muere Berenguer Ramón I y es sucedido por su hijo Ramón Berenguer I El viejo, que consolidó su herencia y unificó políticamente Cataluña con los «usatges».
1578  Asesinato de Juan Escobedo, secretario de Juan de Austria.
1621  Muere Felipe III El Piadoso, le sucede Felipe IV.
1889  Se inaugura la torre Eiffel en París.

0 comentarios:

portada

Pedro García Luaces

Seguidores

Se ha producido un error en este gadget.
Con la tecnología de Blogger.